UN FIN DE SEMANA EN PASTO

Las guaguas de pan en Obonuco

El fin de semana empezó el viernes 4 de Julio de 2008 a las cinco de la tarde, con el recibimiento, en calidad de compadres, de las Guaguas de Pan en Obonuco, lo cual se realizó mediante una sencilla ceremonia en la cual la Corregidora, hizo caer en cuenta que la guagua que recibimos, era en realidad el mismo Obonuco y que por lo tanto nuestro deber será preocuparnos por el corregimiento durante el año y toda la vida, como se acostumbra en esta comarca cuando a uno le dan un niño de ahijado.


Concierto de la Bambarabanda

A las siete de la noche, del mismo viernes 4 de julio, la Bambarabanda ofreció un concierto, como solo la banda pastusa de rock fusión de los Andes sabe hacerlo.

Esta banda que fue reseñada por la revista Shock de Mayo de 2008, como una de las mejores de Pasto, más allá de producir música es una verdadera propuesta artística de la Ciudad Sorpresa de Colombia. Es la “más grande, jugosa y variada agrupación de San Juan de Pasto que, además de su efusiva propuesta musical se dedica a la producción de teatro y el diseño”.
La Bambarabanda es sinónimo de “música y trajes folclóricos, rock, funk, punk, muchísimos instrumentos, alegría, fiesta, pasillos, voces masculinas y femeninas, guitarras eléctricas y acústicas, tiple, acordeón, violín y hasta megáfono… Contundentes en tarima, llamativos, novedosos”. Son “una irreverente fusión aderezada y pulida con el sabor de los Andes”, termina diciendo Shock.

Todo esto lo disfrutamos en el concierto ofrecido por la Bambarabanda en la inauguración de MeMe y del cual muestro algunas fotos.

Tacines: la ruta libertadora

El sábado 5 de julio se realizó la Quinta caminata ecohistórica por el Alto de Tacines hasta Chacapamba. Eco, por cuanto se hace por en medio del bosque primario propio de las alturas, sin llegar a ser páramo e histórica por cuanto en el Alto de Tacines, perdió Nariño la “Campaña al Sur” un emprendimiento que arrancó en Santafé de Bogotá, en medio de las luchas intestinas entre centralistas y federalistas. Los contrarios a Nariño, vieron en esta campaña la oportunidad de librarse de un duro contendor. Nariño por su parte, en el trayecto hacia Pasto, fue armando un fuerte ejército que llegó a los 3000 hombres, según lo referencian entre otros historiadores, Indalecio Liévano Aguirre y José Hilario López, este último, soldado de Nariño y posterior presidente de Colombia.
Chacapamba, hoy Villamoreno, era el punto donde confluían los tres caminos de entrada a Pasto, el del Rosal del Monte, el de Meneses y el propio de Tacines. Allí Nariño planeó con la junta de oficiales la marcha hacia Pasto.

Todo el camino, habla de las desdichas que en este trayecto sufrió el General Antonio Nariño, a quien los españoles esperaban atrincherados a lado y lado de un camino angosto, que en grandes tramos solamente permite el paso a una persona. La derrota de Nariño fue total, los españoles infringieron numerosas bajas y los sobrevivientes abandonaron al general, que alcanzó a llegar hasta el Calvario en las goteras de Pasto, de allí se regresó a esconderse en el punto denominado Lagartija donde, como es sabido, fue encontrado por un indio y un soldado español a quienes se entrega, haciéndoles creer que sabía el lugar dónde se podía encontrar a Nariño.

La historia contada continúa diciendo, que el pueblo arremolinado frente a la casa donde Melchor Aymerich, Mariscal de Campo español, lo tenía bajo custodia, vociferaba para que el prisionero cumpliera su palabra y dijera dónde se encontraba Nariño y éste, en un acto heroico, que los pastusos premiarían luego perdonándole la vida, salió al balcón y dijo sus famosas palabras: Pastusos si queréis al General Nariño, ¡aquí lo tenéis!

El tributo actual al General Antonio Nariño. lo brinda la ciudad de Pasto, con la estatua de un Nariño desafiante, en el centro de la plaza central. (Pasto ganó la batalla, pero perdió la guerra)

Unas 400 personas fuimos llevadas en bus desde la Plaza de Nariño hasta el inicio de la subida a Tacines, un poco más ariba de Puente Tabla en el Corregimiento de Buesaquillo. Iniciamos el sendero ascendiendo durante unos quince minutos y luego caminamos y caminamos durante cuatro horas hasta Chacapamba, haciendo cortas paradas para escuchar la historia: en este sitio, llamado Lagartija, fue tomado preso el General Antonio Nariño luego de su derrota; aquí en Tinajas apagó la sed el general con el agua que brota naturalmente; este sitio era una trinchera de los españoles que esperaban a Nariño; este otro sitio era un campamento militar español; aquí fue la batalla de Tacines que perdió el General Nariño.

El sendero además de la historia remota, pues fue el paso obligado de todos los libertadores y posteriores héroes de la patria, Bolívar, Sucre, Mascachochas, Herrán y otros más como el Barón Von Humboldt, es un santuario de flora y fauna, cubierto de bosque nativo, donde la soledad y el silencio llevan a los caminante a ensimismarse y extasiarse ya con el camino a veces oscuro merced al alto follaje, ya con el paisaje de las hondonadas que se alcanzan a divisar desde lo alto. El sendero solamente permite andar en fila india durante la mayor parte del tiempo.

Conocimos además, el sitio de Cebollas donde hubo combates, la montaña del Oso, el Bosque de Pinos y desde la altura divisamos la Hacienda Meneses.

Fue una larga caminata, extenuante y maravillosa, como para volverla a hacer en otro verano. Esta ruta, es el sendero ecológico más importante del municipio, tanto por su alto valor histórico y ecológico como por su longitud. Inicia en el Corregimiento de Buesaquillo al sur oriente de la ciudad y termina en Chacapamba. Es importante recorrerla con un guía para mayor seguridad.

La Alcaldía de Pasto al iniciar el ascenso, repartió generosamente galletas y bolsas con agua, que posteriormente algunos caminantes, en una actitud antiecológica las dejaban botadas en el camino y otros que iban atrás, con alta conciencia de respeto por la naturaleza, iban recogiendo. Hace falta una campaña de sensibilización sobre el respeto a la naturaleza y el cuidado del ambiente, para quienes deseen efectuar la marcha ecohistórica por este deslumbrante sendero.
Fiesta de las Guaguas de Pan en Obonuco

El domingo 6 de julio tuvo lugar la fiesta de las Guaguas de Pan en Obonuco. A las doce y treinta de la tarde inició el desfile desde la Plaza de Nariño en la ciudad y llegó, por vía pavimentada, a la plaza principal del Corregimiento. Las guaguas fueron entregadas simbólicamente a la Corregidora y luego colocadas en los castillos o regaladas a personas importantes del la localidad. Todas las guaguas fueron engalanadas con vestidos de papel y tela, conservando los colores que usan las campesinas además del sombrero y las alpargatas.

Los fiesteros invitaron a almorzar a los compadres con hornado, yuca y ají picante.
Posteriormente disfrutamos de la muestra cultural preparada
por estudiantes de la Institución Educativa Municipal de Obonuco, de Show musical y del extraordinario paisaje que acoge al corregimiento. Obonuco es uno de los más bellos del municipio de Pasto y su gente muy amable.

Al final de la tarde, en la sala de una casa campesina del centro poblado de Obonuco, adaptada para tal fin, disfrutamos de algunas canciones alegres de Los Paisanitos del Sur, agradable conjunto de música campesina, nos tomamos un aguardiente Nariño y regresamos a la ciudad.
arturobando.blogspot.com

No hay comentarios:

About

Wikio – Top Blogs
mundocolombia.com
estamos en

Contactos