Seis de enero de 2012, en Pasto.


Año tras año, los carnavales reconcilian a los pastenses con su identidad

Brujas, duendes, diablos, dragones, animales, personas, colores, sonidos, música y movimiento se amalgaman, como en un sueño, en extraña simbiosis para entregar escenas fantásticas y alucinantes entre las cuales la mente racional busca, sin suerte, algún viso de realidad. Es un todo inseparable; el público que al lado y lado de la senda grita ilusionado, colmado de alegría, bellos sueños y pesadillas revividas, hace parte de carrozas, disfraces, comparsas, murgas y colectivos coreográficos ofrecidos generosamente, como un regalo, por los artistas de Pasto y Nariño en el desfile magno del seis de enero. Las palabras son esquivas para describir la magnitud psicológica y social del día de blancos en el Carnaval de Negros y Blancos en Pasto. Sea como fuere, algo es innegable: el carnaval de negros y blancos reconcilia anualmente a los pastenses con su propia identidad. 

1 comentario:

Antonio Urbano Bucheli dijo...

Gracias por hacerme sentir nariñense...somos América somos Colombia somos Pasto carajo!!!.....

About

Wikio – Top Blogs
mundocolombia.com
estamos en

Contactos