Las pobrezas del campesinado colombiano

Aunque no es cifra oficial, hoy en día, de cada 100 colombianos, 15 son campesinos víctimas del olvido gubernamental durante décadas. La cifras y proporciones con relación al agro colombiano son aproximadas, precisamente por el poco interés de los entes gubernamentales con el sector, el cual no es tratado como un socio sino como un limosnero. Hablo del campesinado colombiano, no de la agroindustria. Del pequeño propietario, productor de alimentos, pero por cuenta propia, sin registro en Cámara de Comercio, sin afiliación a gremio alguno. Propietarios o arrendatarios, encargados de sacarle renta a pequeñas porciones de tierra mediante el cultivo de cebada, trigo, papa, hortalizas y legumbres, cacao, plátano, café, arroz.

La tierra en Colombia, en grandes extensiones no es del campesino. La propiedad de la tierra es inequitativa y la concentración de la misma (como tierra improductiva) en pocas manos se profundizó entre el 2000 y el 2011 motivada, entre otras razones, por la ineficaz tributación del país que grava la tierra productiva y no la improductiva. Así tener tierra para engordar capitales es un buen negocio especulativo. La reforma agraria, la de la tierra para el que la trabaja, no prosperó en Colombia. En el siglo XX se hicieron tres intentos de reforma agraria oficial y en el XIX también se hicieron intentos infructuosos. La verdadera reforma la han hecho los actores armados quienes se han ido apropiando paulatinamente de ella, obligando a la población campesina a abandonarla, mediante asesinatos, amenazas, masacres y todo tipo de vejámenes.

Campesino del Juanambú llevando limones para la venta.
En la medida que los campesinos se cansan de su empobrecimiento debido a los altos costos de los insumos agrícolas, carreteras en pésimas condiciones, altos intereses bancarios y bajos precios para sus productos, se levantan a protestar sin ningún tipo de respaldo gremial, más bien en contravía a los gremios que pretenden representarlos. Piénsese por ejemplo en la posición contra los pequeños productores de café Federación Nacional de Cafeteros y el reciente paro cafetero: los productores por un lado y la Federación por el lado del gobierno. Ahora, en el actual paro campesino, brillan por su ausencia, la Federación Nacional de Cafeteros por supuesto, pero también Fedepapa, Fedearroz, Fedegan, Fedecacao (Representantes, claro está, de los grandes productores). A este paso, y en vista del abandono al campesino y, a falta de otra organización propiamente campesina, la Anuc, podría que asumir esa interlocución, para lograr verdaderos avances en una reivindicación de derechos perdidos por siglos.

Algunos datos sobre los campesinos de Colombia:


Carro escalera en Catambuco
Hay 30.000 campesinos en paro sin ningún apoyo de los gremios.

En el sector rural hay 347.270 trabajadores infantiles.

En 1978 el 82.1% de la población estaba ocupada en actividad agropecuaria; en 2008 era solo el 68.1%, es predecible que ese 20% haya migrado a las ciudades en busca de mejores condiciones de vida.

Los cultivos campesinos que en 1950 correspondían al 59.39% de la producción agropecuaria, se redujeron para el año 2000 a un 36.39%. La producción de los pequeños campesinos se reduce.

Algo sobre el peso de los insumos agropecuarios. 

Agronegocios No.87 de la Segunda quincena de agosto, revista del periódico La República muestra las siguientes estructuras de costos (tomados de los costos directos de producción) de algunos productos agrícolas:


Fuente: http://www.larepublica.co/agronegocios/precios-de-insumos-el-%E2%80%9Cdolor-de-cabeza%E2%80%9D-de-los-productores_53601
Todos los datos son tomados de La República, del miércoles 28 de agosto de 2013. 

No hay comentarios:

About

Wikio – Top Blogs
mundocolombia.com
estamos en

Contactos