COMUNA CUATRO EN PASTO

La ciudad de Pasto sufrió a mediados de los años 50 el proceso de recibir emigrantes del campo a la ciudad, que encontraron refugio aquí y todas las ciudades de Colombia. Esto llevó a que en la ciudad se ofrecieran programas gubernamentales de construcción de vivienda especialmente en el sector sur oriental de la ciudad, en lo que hoy se conoce como la Comuna 4, a través del ya desaparecido Instituto de Crédito Territorial. Así fue que se construyeron barrios como Laureano Gómez o Tejar en 1958, Santa Bárbara en 1960, Lorenzo de Aldana y Miraflores.

Inicialmente, la tierra donde se construyeron algunos barrios de la ahora Comuna cuatro, los compró el Instituto de Crédito Territorial –ICT- a las familias Gavilanes y de la Rosa.  El primer barrio construido por el -ICT- fue el Laureano Gómez o Tejar en 1958, luego vendría la construcción del Barrio Santa Bárbara, posteriormente la del barrio Lorenzo de Aldana con edificaciones adecuadas para talleres de artesanos y luego una segunda etapa para vivienda corriente. Esta dinámica constructora del ICT se completó con la construcción del barrio Miraflores en los años sesenta. Estas viviendas se entregaban prácticamente en obra negra y carecían de servicios domiciliarios debido a la débil planificación urbana existente en ese entonces. Por esta causa y otras más que vendrían apareciendo con el tiempo como la pavimentación de sus calles, la construcción del templo de Nuestra Señora del Carmen, el estadio del El Tejar, el Coliseo de los Barrios surorientales, se inició una actitud de emprendimiento hacia fines comunes por parte de la comunidad[i].

Actualmente la población de la Comuna Cuatro ronda los 51.339 habitantes[ii] distribuidos en 33 barrios[iii]: Albergue Del Sol, Altos De Lorenzo, Altos Del Campo, Avenida Idema, Belén, Bernal, Betania, Chile, Doce De Octubre I, Doce De Octubre II, El Porvenir, El Rosario, El Tejar, El Triunfo, La Paz, Laureano Gómez, Lorenzo De Aldana, Los Eliseos, Miraflores I, Miraflores II, Praga, Puerta Del Sol, Rincón Colonial, San Germán, San Juan De Los Pastos, Santa Fe I, Santa Fe II, Santacruz, Sendoya, Siete De Agosto, Villa Olímpica, Villa Victoria y Villa docente.

La comuna cuatro sueña con tener una alcaldía menor con características de autonomía y amplia participación comunitaria en el diseño de proyectos, la gestión de recursos y la ejecución de las obras[iv].

La comuna cuenta con  el Centro Hospital Lorenzo de Aldana y los Centros de Salud de Betania, y El Rosario  con una pequeña infraestructura que resulta pequeña para la gran cantidad de Usuarios. Y ha presentado proyectos para mejorar el Centro Hospital.

La comuna tiene un talento humano artístico dedicado a la artesanía en madera, repujado, pirograbado, forja, cerámica, porcelanicrón. Igualmente hay muchos profesionales que han nacido y viven en la comuna.

En la comuna hay pequeños talleres de mecánica, cerrajería y carpintería.


Unas palabras sobre el barrio El Tejar:


En el barrio El Tejar, el más viejo de la comuna cuatro, la gente trabaja como empleada y por cuenta propia en algunos servicios y pequeños negocios de comercio.

En El Tejar, se encuentran personas de todas las edades. No obstante prevalecen los jóvenes, seguidos por los niños y los adolescentes. Los adultos mayores y los ancianos hacen parte de la población con menos representación. Al respecto de El Tejar, muchas de las familias fundadoras del barrio, especialmente de lo que era Laureano Gómez o Cuarta Etapa, emigraron del mismo en los últimos 20 años a otros barrios de la ciudad ubicados al norte. 

Este fenómeno se debe, entre otras razones, a que muchos de ellos eran docentes de magisterio, y dado el cambio de condiciones salariales, especialmente a los jubilados, que duplicaron sus ingresos, optaron por vivir donde quisieran. No obstante, también en El Tejar se vivió el fenómeno de jóvenes que en los años ochenta y noventas, cursaron estudios superiores, muchos de los cuales tomaron un camino similar y emigraron a otros barrios con mejores servicios. A propósito algunos dirigentes comunales, que han nacido y viven todavía en el barrio, ubicados entre los adultos mayores, buscan en los que ya no viven en él, la colaboración para emprendimientos barriales acudiendo a un espíritu “tejarista”. 


Es que el barrio vio nacer, y en sus calles se criaron: políticos, docentes universitarios, médicos especialistas de gran reconocimiento social y toda clase de profesionales de renombre.


En cuanto a la composición de la población se considera que hay paridad entre el número de hombres y el de mujeres.


En cuanto a los servicios públicos que se prestan al barrio se consideran buenos todos, no obstante El Tejar tiene el anhelo de contar con educación universitaria y tecnológica para sus jóvenes y los de los barrios aledaños.

En cuanto a la infraestructura del barrio se tiene que éste cuenta con su propia plaza de mercado “El Tejar”, su Centro de Salud, su cancha de fútbol, su propio templo católico, el de la Virgen del Carmen, y todas sus calles pavimentadas.

Por otra parte el barrio ha ido superando paulatinamente sus problemas de contaminación, generados tiempo atrás por el mercado de El Tejar que colinda con el barrio Lorenzo de Aldana. Ahora la gran mayoría de las personas considera que el barrio no tiene contaminación, no obstante algunas personas consideran que si la hay aunque no precisamente por residuos sólidos.


El Tejar tiene otros problemas más sentidos que la contaminación. Estos son en su orden: la inseguridad, el desempleo y la juventud en alto riesgo.


[i] FUNDACION SOCIAL. PLAN DE VIDA. Comuna 4. CDROM. p. 4
[ii]. FUNDACION SOCIAL. Plan de vida Comuna 4. Documento en CDROM. p. 4
[iv] FUNDACION SOCIAL. PLAN DE VIDA. Comuna 4. CDROM. p. 6

No hay comentarios:

About

Wikio – Top Blogs
mundocolombia.com
estamos en

Contactos